¿QUÉ ES EL COACHING?

‘Coaching’ es una palabra de origen inglés, que tiene su traducción literal como “carruaje” y por ende se la asocia a “transporte”.  Desde esta perspectiva se identifica  a la palabra “coach”, como el rol que representa una persona que se dedica a conducir – transportar a otra persona, grupo, organización, etc., de un lugar a otro.

Tradicionalmente se lo asocia sólo con el área de capacitación: como coach en fútbol, en baile, en canto, etc. Pero hoy en día un coach realiza distintos tipos de intervenciones en diferentes procesos que estructuran la personalidad de las organizaciones o personas, desde la propia visión, pasando por la identidad y la misión, los valores, las creencias, las capacidades, habilidades y estrategias, así como en los comportamientos y los contextos donde estos se expresan.

Una palabra que también se emplea para definir el espíritu del Coaching podría ser: ”facilitador de cambios”.

Algunas definiciones que pueden ayudar a clarificar un poco más sobre el “espíritu del Coaching”, pueden ser las siguientes:

“El coaching sirve de vínculo tanto a organizaciones como a individuos para expresar y liberar todo su potencial y ponerlo en practica con el fin de obtener resultados mas eficaces en su vida personal y profesional".

(Joseph O´Connors)  

El Coaching es el arte de acompañar a alguien a encontrar por sí mismo sus propias soluciones.

(Academia del Coaching de Francia)   El coaching es un método moderno de rápido crecimiento que ayuda a desarrollar nuevas capacidades, lograr éxito personal, cumplir metas fijadas, manejar cambios y desafíos vitales.

(Dr. Roberto Kertész)  

El Coach colabora para que las personas sean un observador distinto, orientándolas hacia un nuevo modo de actuar, lo que determinará una nueva modalidad de ser y de enfrentarse con el mundo.

(Coaching para la transformación personal – Lidia Mudarep)

De estas definiciones, podemos deducir que existen dos estados: el “estado actual” en el cual nos encontramos o del que partimos y el “estado deseado”, al cual queremos arribar o encontrar. A este último estado también se lo define como “estado de logro”.

Este principio de trabajo, enmarca a esta disciplina dentro de lo que se denomina las “terapias breves”, ya que esta filosofía acortaría el proceso de cambio. Una frase que bien puede representar lo antedicho puede ser la siguiente: “entender las razones psicológicas por las que una persona, se pierde en una ciudad, no resuelve el problema de estar perdido…, pero saber que es lo que se quiere: salir de la ciudad y tener un buen 'mapa', facilita el proceso que implica alcanzar dicho objetivo".

De ninguna manera, lo antedicho descalifica la conciencia de las “causas”. Agrega además, la motivación de comenzar a identificarse con un estado potenciador, el cual a su vez puede ayudar a comprender el “estado autolimitante” con el cual previamente estábamos identificados.

El Coaching, entonces, trabaja en función de objetivos. Definir dichos objetivos es parte del trabajo del coach.

Podemos decir, que enfocarnos en la tarea de definir un objetivo y orientar nuestros recursos en pro de su consumación, nos permite utilizar el combustible de la motivación que deviene de conquistar nuestro estado de logro.

El Coach, no dice “ni el qué ni el cómo”: facilita, por medio de sus estrategias, generalmente lingüísticas, de preguntas y desafíos, que apuntan a que el “cochee”, cliente o facilitado, pueda reconocer en sí mismo sus deseos y estrategias para lograrlo. Facilita, para lograr nuevas perspectivas desde un aspecto de la personalidad observadora, generando nuevas opciones de acción, de pensamiento, etc. Una frase que puede representar lo antedicho puede ser esta: “Si sólo sabes utilizar un martillo…, tratarás a todas las cosas como si fueran un clavo”.

Para el logro de este propósito, es decir, de definir y/o alcanzar el estado deseado, el Coach, se vale de todo lo que sea “útil”. Esta es la razón por lo que las herramientas que se emplean pueden ser cualquiera o varias y de distintas escuelas, como por ejemplo las que integran las denominadas “Escuelas de las Nuevas Ciencias de la Conducta”: entre las que se cuentan:

1) La terapia multimodal de Arnold Lazarus.

2) El Análisis Transaccional de Eric Berne y Roberto Kertész en la Argentina.

3) El Neoconductismo de Skinner, Bandura, Wolpe y otros.

4) La terapia Cognitiva de Ellis, Beck, Mahoney, Guidano.

5) Las terapias de orientación humanista: Psicología humanista de Maslow, Logoterapia de Víctor Frankl. La terapia centrada en el cliente de Carl Rogers.

6) La terapia Gestalt de Fritz Pearls.

7) El Psicodrama de Jacob Moreno.

8) La imaginería y terapias para el hemisferio cerebral derecho.

9) La Programación Neurolingüística de Bandler y Grinder.

10) La terapia Ericksoniana de Milton Erickson.

11) La terapia familiar y Sistémica de Bastón, Watzlawick, Minuchin, Haley. Satir, Selvini, Palazzoli, y otros.

La formación que ha tenido mayor difusión en nuestro país es el Coaching Ontológico, desarrollada por Rafael Echeverría. Sin embargo hay más escuelas que han desarrollado su formación en Coaching, utilizando sus modelos en función de esta “filosofía”.

El Coaching ha tenido mayor difusión en los medios empresariales u organizacionales, pero cada vez más se realiza Coaching personal.

Podemos decir que más allá de la formación básica en Coaching, cuanto más recursos y formación tenga un Coach, va a disponer de más opciones a la hora de sus intervenciones.  

Distinciones

A diferencia del Coach:

El Instructor / Consultor / Experto / Psicoterapeuta, provee el QUÉ y el CÓMO, enseñando nuevos conocimientos y habilidades, desde una posición de experto en el tema. Dá respuestas y soluciones.

El mentor (mentoring): no provee el QUÉ, el cual es suministrado por la persona que busca su asesoramiento, pero provee el CÓMO, basado en su experiencia personal en el área: las opciones y pasos a seguir para lograr su meta.

Dirección – manager (managment): El que define la meta o Estado Deseado y/ o que conduce el proceso para lograrlo.

Los mejores directivos fijan el QUÉ pero confieren autonomía a sus subordinados para decidir CÓMO lograrla. Aceptan que se cometan errores, de los cuales los seguidores aprendan. Su liderazgo es flexible y situacional.

(El directivo que emplea un  estilo de liderazgo Estricto o Autoritario indica el QUÉ y el CÓMO, restando autonomía, creatividad y crecimiento personal).  

Tipos de Coaching

Entre los tipos de Coaching, podemos citar el Coaching Personal, el Coaching Organizacional, el Coaching Ejecutivo, el Coaching de Equipos, etc.

En el Coaching Personal, se puede abordar desde la perspectiva del modelo de “Áreas de conducta y roles” que sería semejante al mandala sobre el cual se expresa la personalidad. Por ejemplo se puede elegir un área especifica tal como: la familia, la pareja, el trabajo, el estudio, los hobbies, el deporte, la salud, la vida social, la mente en sus diversos aspectos como la concentración, la memoria, etc., el cuerpo, las emociones, etc. Esto nos puede permitir cuantificar - partiendo al menos de manera intuitiva- en un gráfico, la energía distribuída en cada área y la eficacia alcanzada en las mismas.

El Coaching Organizacional, es una inversión que contribuye a la formación de una cultura de conjunto que se basa en el apoyo interdependiente o Inter-independiente. Permite  expresar lo mejor de cada uno en pos de los objetivos de la empresa, logrando a su vez la integración de las motivaciones individuales a los mismos.

Interviene en los problemas del líder con sus pares, toma de decisiones, estilos de liderazgo, dificultades en la comunicación, en la gestión, etc. También ayuda a definir la visión, la misión y los valores, y alinearlos al servicio de los objetivos comunes de la organización. El desarrollo de este tipo de Coaching puede incluir el Coaching Individual y el Coaching de Equipos. Este último tiene como objetivo especifico la mejora en la efectividad  y en el rendimiento de un equipo en su conjunto, por encima de la sumas de las partes.

El manager-coaching, desarrolla su hacer facilitando el proceso de coaching para que su gente alcance un desempeño más alto, generando niveles profundos de consenso y comprometiéndose  con el desarrollo de los talentos

 

Sergio Santillana

Mar del Plata, Septiembre de 2017  

Coaching Cursos de Programación Neuro Lingüística (PNL) y Análisis Transacciona (AT)  

Coaching para la Transformación Personal – Lidia Mudarep – Ed. Granica.

Coaching – Roberto Kertész – Ippem – Antal. Ed. Uflo

Nuevas Ciencias de la Conducta, aplicaciones para el Tercer Milenio”- Bernardo Kerman- Editorial de la Universidad de Flores, Buenos Aires

  Toggle navigation